Menú Principal

Tipos de riesgos

El Programa identifica tres tipos fundamentales de riesgos:

Riesgo natural o medioambiental

Son riesgos de origen natural los sismos, tsunamis o eventos hidrometeorológicos o volcánicos. Fenómenos que, al combinarse con la vulnerabilidad social, pueden tener efectos negativos en las personas o los entornos que habitan.

Los riesgos medioambientales también afectan la seguridad y bienestar de las personas y comunidades, pero derivan de la acción humana. Algunos ejemplos son la contaminación atmosférica o química generada por procesos productivos, los accidentes o incendios en industrias, etc.

Riesgo social

Se entiende como tal una situación de origen social que limita o atenta contra la vida cotidiana y el bienestar de las personas, como la delincuencia, la falta de acceso a la educación, la resolución de conflictos a través de la violencia, etc.

Riesgo económico

Son aquellas situaciones donde la subsistencia y la seguridad económica de las personas se encuentran amenazadas, como ocurre en el caso del desempleo, la crisis de una determinada forma de producción, la carencia de capacitación para el trabajo, la ausencia de redes de comercialización de productos generados por pequeños emprendedores, entre otras.